+34 652 466 086 info@aglampistas.com

Se te ha roto el tubo del agua y tienes el baño inundado. Ha olido a quemado y de repente ya no puedes encender las luces de tu piso, o peor aún, el lavaplatos ha decidido hacer su mejor impresión de la fontana de Trevi. Tu piso es un desastre y no sabes qué hacer. Sin lugar a dudas, necesitas un lampista urgente en Barcelona que vaya a tu rescate.

Antes de lanzarte a llamar al primer número que consigas en la red en medio de la desesperación, sería genial que respiraras profundo y tomaras una decisión informada. No permitas que el sentido de urgencia te sobrepase y termines llamando a cualquiera y esta persona termine creando un problema peor que el que tenías.

Si requieres un lampista urgente en Barcelona puedes seguir estos consejos para escoger el mejor:

– Pide referencias: de ser posible, pregunta a un amigo, familiar o vecino si conoce el número de algún fontanero o electricista de confianza. Es mejor solicitar a alguien conocido. Si no es posible, note preocupes, puedes encontrar varios números por la red.

– Evita llamar a números personales: si la única forma de contacto que ofrece el lampista es un número de móvil, es mejor que busques otro. Es mejor llamar a empresas o trabajadores serios, que ofrezcan garantías de precios y la seguridad y respaldo de su reputación.

– Solicita presupuestos: no te quedes con el primer número que consigas. Llama a dos o tres lampistas urgentes, esto te dará una idea general de los precio del servicio. Desconfía si alguien te ofrece un precio excesivamente bajo, pues esto quiere decir que o puede ser una estafa o que reducen precios porque trabajan con materiales de poca calidad.

– Pregunta si está licenciado: trabajar con electricidad y fontanería no es fácil ni se aprende en dos días, Pregunta si tiene alguna certificación.

– En caso de duda, llama sólo a empresas multiservicios: las empresas multiservicios agrupan a varios lampistas y otros profesionales del ramo. Normalmente ofrecen garantía y cierto respaldo a sus clientes.

– Pregunta si hay recargos extra: es importante saber si hace recargos por urgencia, por trabajar fin de semana, si van durante la noche, entre otros. Así evitarás sorpresas desagradables a la hora de pagar la cuenta.

– Exige garantía: lo ideal es que cuando encuentres un lampista urgente en Barcelona y este haga su trabajo de reparación, te ofrezca una garantía sobre la mano de obra e incluso sobre la pieza instalada (si aplica).

– Busca a alguien que esté en tu zona: si solicitas el servicio de un lampista que vive en el otro extremo de la ciudad no sólo tardará mucho más en llegar a donde estés, sino que puede haber un recargo extra por el traslado.